¿Qué estás buscando?

Incendio en Pirque, enero 2017 / Pablo Trincado
Bosque quemado en PN Torres del Paine / bibliojojo | Flickr

Incendios Forestales

Publicado en: Desastres Naturales

El territorio chileno consta de una gran cobertura vegetal, compuesta por una flora de gran diversidad de especies, de diferentes formas, tamaños, etc. Tanto nativas como introducidas por el hombre a lo largo de la historia.

Corresponde a un patrimonio ambiental, social y económico de gran relevancia, ya que es la base para la existencia de una fauna rica en especies, para el asentamiento humano, que lo protege de las inclemencias del clima, y le permite su sustento económico.

Este patrimonio está en constante riesgo y se ve permanentemente amenazado por los incendios forestales, los cuales, cerca del 98%, se deben a la intervención humana, ya sea por fuego sin control, por descuido y/o accidentes, o definitivamente intencionales.

Dependiendo tanto de las condiciones del lugar como climáticas, los incendios pueden extenderse con una gran velocidad, abarcando cientos o miles de hectáreas en unas pocas horas.

El daño y los perjuicios generados por los incendios forestales pueden ser cuantiosos e irreparables. No sólo afectan a la belleza del paisaje, sino que cambian las características del suelo, se pierden los hábitats de otras especies terrestres y pierde su capacidad para mitigar el aumento de la temperatura, entre otras consecuencias.

Un incendio forestal se define como “fuego que, cualquiera sea su origen y con peligro o daño para las personas, el medio ambiente o la propiedad y bienes materiales, se propaga sin control en terrenos rurales a través de vegetación leñosa, arbustiva o herbácea, viva o muerta.”

En el siguiente link puedes descargar las recomendaciones de la ONEMI frente a los incendios forestales: http://repositoriodigitalonemi.cl/web/bitstream/handle/2012/1712/FORESTALES.pdf

A continuación se describen los incendios de la zona central en 2017 y del P.N. Torres del Paine (2012).

 

Incendios forestales zona central de 2017

 

Incendio en Pirque, enero 2017 / Pablo Trincado

Cielo cubierto por humo, Región del Maule, enero 2017 / bmunozponce | Flickr

Sector de Vichuquén después del incendio / RL GNZLZ | Flickr

 

Entre el 18 de enero y el 05 de febrero del año 2017, en la zona centro-sur de Chile principalmente, se registró un megaincendio forestal que abarcó las regiones de O´higgins, Maule y Biobío (incluyendo la actual región de Ñuble).

El megaincendio afectó una superficie de más de 500.000 ha. Se caracterizó por una alta simultaneidad de incendios, los cuales se vieron beneficiados por condiciones meteorológicas extremas y con una sequía de 8 años que generó mucha vegetación seca.

La Unión Europea lo catalogó como una “tormenta de fuego”. Fue el primero en ser declarado de “sexta generación” debido a su intensidad y velocidad de propagación. En la noche del 25 de enero, el fuego avanzó a una tasa de 8.240 ha/hr, presentándose vientos al interior del fuego de 130 km/hr y modificando el clima en un radio de 600 km, aumentando la temperatura y bajando la humedad relativa. El día 26 de enero de 2017 se registró la temperatura máxima histórica de Chile: 44,9 ºC en Quillón, Región de Ñuble. En ese mismo mes, se registró la temperatura máxima absoluta en Curicó, con 37,3 ºC; Chillán, con 41,5 ºC; y Los Ángeles, con 42,2 ºC.

Esta ha sido la temporada de incendios más catastrófica registrada por CONAF, y se vieron afectados centros urbanos, cultivos, plantaciones y vegetación natural. A causa de estos incendios fallecieron 11 personas.

 

Incendio Forestal Parque Nacional Torres del Paine 2012

 

Bosque después del incendio en P.N. Torres del Paine / bibliojojo | Flickr

 

El Parque Nacional Torres del Paine fue creado en 1959, está ubicado en la Región de Magallanes y la Antártica Chilena y posee una extensión de 181.414 ha. En 1978 fue declarado Reserva de la Biósfera por la UNESCO, y constituye uno de los mayores polos de atracción turísticas del país, recibiendo más de 260.000 visitantes por año.

El día 27 de diciembre de 2011 se inició un incendió forestal en el P.N. Torres del Paine, el cual pudo ser extinguido sólo el 24 de febrero de 2012, y consumió 17.606,3 ha. de bosque nativo, matorral y pastizal.

El incendio fue provocado por un turista, quien encendió un papel higiénico en una zona no habilitada. Las condiciones climáticas de fuertes vientos, entre 80 y 100 km/hr, y falta de lluvia permitieron que el fuego se extendiera con gran velocidad, y arrasara con especies nativas como la lenga y el ñirre.

Este es el tercer incendio que ha afectado al P.N. Torres del Paine. En febrero de 1985 una colilla mal apagada por un turista, ocasionó un incendio que consumió cerca de 13.000 ha. En el año 2005, se produjo un siniestro que consumió más de 15.000 ha, debido a que a un turista se le volcó una cocinilla.

 

 

Compartir