¿Qué estás buscando?

Farellon Costero, Norte Grande / Patricio Herrera
Cerro Amazones, Norte Grande / European Southern Observatory
Cerro El Roble, Zona Centro / Pablo Trincado
Cordillera Nahuelbuta, Zona Sur / Hector Montero
Rahue, Zona Sur / Gabriel Molina

Cordillera de la Costa

Publicado en: Macroformas

La Cordillera de la Costa es una macroforma exclusiva de la geografía chilena.

Corresponde a un cordón montañoso ubicado frente al océano Pacífico, de alrededor de 3.000 km de longitud, con un ancho promedio que varía entre los 30 y 50 km. Presenta importantes alturas, aunque más bajas que las que se encuentran en la Cordillera de los Andes. Se ubica desde el cerro Camaraca (949 m.s.n.m.) a 20 km al sur de Arica hasta la península del Taitao (46º latitud sur), en el cerro Tres Montes (762 m.s.n.m), en la Región de Aysén.

Su importancia radica en las funciones que cumple. Forma un biombo climático, aminora la influencia de los vientos húmedos provenientes del Océano Pacífico. Es una barrera natural que protege la flora y fauna, colabora en la presencia de climas locales, permite el desarrollo de actividades agrícolas y silvícolas, y contiene grandes reservas de minerales.

En el Norte Grande se presenta como cadena abrupta que llega directamente al mar en forma de acantilado, con bloques dislocados, que han dado origen a depresiones interiores o cuencas llamadas salares. Posee un ancho aproximado de 50 km, y una altura promedio de 2.000 m.s.n.m. En esta zona se encuentra su máxima altura, en el cerro Vicuña Mackenna con 3.114 m.s.n.m (24º30’ latitud sur). También destaca el Salar Grande, una depresión de 6 km de ancho por 40 km de largo, con una profundidad de 100 metros, ubicado a 89 km de Iquique, en el paralelo 21º latitud sur.

 

Farellón Costero en la Región de Antofagasta
Fotografía: Alessandro Caproni

 

En el Norte Chico, se presenta en forma segmentada y discontinua, debido a la presencia de los valles transversales. En esta zona, la Cordillera de la Costa es rica en yacimientos de hierro, oro y cobre.

 

Valle del Elqui
Fotografía: Yerko Montenegro

 

En la Zona Central, vuelve a tomar altura con cumbres que bordean y superan los 2.000 m.s.n.m, como el cerro La Campana (1.880 m.s.n.m.), el cerro Las Vizcachas (2.046 m.s.n.m) y el cerro El Roble (2.222 m.s.n.m). Presenta valles intermontanos que permiten el asentamiento humano en ciudades como Quilpué, Quillota, Villa Alemana y Curacaví. Mientras avanza hacia al sur, a partir del río Maipo, empieza a perder altura, y hasta la Región del Maule es frecuentemente atravesada por los valles formados por los ríos, Rapel, Mataquito, Maule, Itata y Biobío, entre otros. Desde el río Maule hacia al sur vuelve a recuperar altura, formando una serie de cuencas con microclimas, que permiten el desarrollo de plantaciones de vides.

 

Cerro La Campana
Fotografía: Pablo Trincado

 

En la Zona Sur, se presenta discontinua y va cambiando de nombre. Entre los ríos Biobío y Toltén recibe el nombre de Cordillera de Nahuelbuta, con una altura promedio de 1.400 m.s.n.m, y corresponde a una importante reserva de flora y fauna nativa. Más al sur el nombre cambia a Cordillera de Mahuidanchi, y su altura promedio desciende a los 400 m.s.n.m. Entre los ríos Valdivia y Bueno se denomina Cordillera Pelada, con 500 m.s.n.m en promedio. Un poco más al sur vuelve a cambiar de nombre y se le conoce como Cordillera del Zarao. Se hunde en el canal de Chacao, y aparece intermitente en la Isla de Chiloé, mediante los cordones de Piuché y Pirulil. Finalmente, presenta sus últimos vestigios en el archipiélago de las Guaitecas y en el archipiélago de los Chonos, para finalmente desaparecer en la parte occidental de la península del Taitao.

 

Cordillera de Nahuelbuta
Fotografía: Simón Venegas

 

Archipiélago de las Guaitecas
Fotografía: Armando De Giácomo

Compartir