¿Qué estás buscando?

Reserva de la Biósfera Araucarias

Publicado en: Reservas de la Biósfera

Una Reserva de la Biósfera es una zona de ecosistema terrestre o costero/marinos, o combinación de estos, reconocidas en el plano internacional en el marco del Programa sobre el Hombre y la Biósfera de la UNESCO. Corresponde a un territorio reconocido internacionalmente y corresponden a sitios de apoyo a la ciencia al servicio de la sostenibilidad.

Para que una zona sea una Reserva de la Biósfera, los gobiernos presentan su candidatura a UNESCO. En Chile, el organismo del Estado encargado es CONAF.

Las reservas de la biósfera constan de tres zonas interrelacionadas:

·       Zona de núcleo: territorios que cuentan con la protección legal, dedicados a la protección a largo plazo. Una reserva de la biósfera puede tener uno o más núcleos, los cuales deben estar jurídicamente constituidos.

·       Zona de amortiguación: es el territorio que rodea o deslinda al núcleo. En esta zona se realizan actividades compatibles con prácticas ecológicas que contribuyen a la investigación, seguimiento, capacitación y educación científica.

·       Zona exterior de transición: es una zona de uso múltiple, en la que deben desarrollarse y fomentarse formas de explotación sostenible.

En la actualidad, Chile cuenta como 10 Reservas de la Biósfera, que abarcan 11,4 millones de hectáreas, de las cuales 3 millones de hectáreas corresponden a áreas marinas.

Reserva de la Biósfera Araucarias

 

Año de declaración: 1983. Modificada en 2010.

Superficie: 1.142.850 ha.

División administrativa: Región de La Araucanía.

Zonas de Núcleo: Parque Nacional Tolhuaca, Parque Nacional Conguillio, Parque Nacional Villarrica, Parque Nacional Huerquehue, Reserva Nacional Malleco, Reserva Nacional Las Nalcas, Reserva Nacional Alto Biobío, Reserva Nacional Malalcahuello, Reserva Nacional China Muerta y Reserva Nacional Villarrica.

Actividades Humanas: Agricultura de subsistencia. Silvicultura asociada a bosque nativo. Turismo.

Características ecológicas: Pertenece a la ecoregión del Bosque Templado Lluviosos o Bosque Valdiviano. Es una de las zonas más amenazas del país debido a causas antrópicas como el urbanismo, la tala de bosque nativo, pastoreo, incendios forestales e introducción de especies invasoras.

El paisaje está dominado por la geomorfología derivada de los procesos volcánicos y glaciales. Contiene más de 170 conos y calderas volcánicas, depósitos de lava, cenizas y flujos piroclásticos, que junto con valles y lagos caracterizan el paisaje de la Reserva.

 

 

 

Fuente: Corporación Nacional Forestal / www.conaf.cl

Compartir