¿Qué estás buscando?

Clasificación de los volcanes por su forma

Publicado en: Volcanes

Los volcanes se clasifican en tres categorías morfológicas: volcanes en escudo, conos de ceniza y conos compuesto (o estratovolcanes).

Volcanes en escudo: son volcanes con laderas sin fuertes pendientes, de base circular y forma cónica

Se forman por numerosas emanaciones de lavas de baja viscosidad, que fluye con facilidad, que se van acumulando, formando una estructura de gran diámetro, pero de escasa altura.

Los volcanes en escudo se dan a lo largo de los límites de las placas tectónicas o encima de puntos calientes.

Estratovolcán: son volcanes con pendientes más abruptas, suelen ser los más altos y de apariencia casi simétrica.

Están formados por múltiples capas de lava endurecida intercaladas con material fragmentario. En su génesis tuvieron alternancia de épocas de actividad explosiva y épocas donde predominaron las efusiones más tranquilas de flujos de lava.

Se caracterizan por erupciones periódicas y explosivas. Su lava es altamente viscosa y se enfría y endurece antes que pueda llegar lejos.

Son comunes en zonas de subducción, y la mayoría de estos volcanes se encuentran en el “Anillo de Fuego del Pacífico”.

Este es el tipo de volcán más común del relieve chileno.

Volcanes de conos de ceniza: son volcanes con pendientes empinadas, con laderas entre 30º y 40º.

Son mini volcanes que se forman con erupciones del tipo explosiva, por el acopio de material piroclástico expulsado a partir de una sola chimenea. Su lava es semisólida, compuesta por cenizas y lava viscosa.

Compartir