¿Qué estás buscando?

Consecuencias de las erupciones volcánicas

Publicado en: Volcanes

Las erupciones volcánicas corresponden a uno de los eventos naturales más impresionantes, y dependiendo de la magnitud sus consecuencias pueden ser devastadoras[1]. Pero, no obstante, también la actividad volcánica tiene repercusiones positivas para el medioambiente, ya que enriquece y renueva la biósfera. Las emisiones volcánicas fueron determinantes para la creación de la atmósfera terrestre y los océanos.

Los eventos volcánicos provocan considerables trastornos ambientales, ya que alteran la calidad de elementos vitales para la vida del ser humano: el agua, el aire y la tierra.

El agua superficial de los ríos y lagos queda expuesta a los residuos arrojados por el volcán, y la precipitación de cenizas altera su composición, impidiendo no sólo su consumo, sino también su utilización en actividades agrícolas y ganaderas.

Los gases emitidos se caracterizan por ser emisiones ácidas, y sus principales efectos en el aire son las lluvias ácidas, el efecto invernadero, el smog o humo volcánico y el escudo solar.

La lava que cae al suelo daña su potencial agrícola, ya que queda cubierto por gruesas capas de lodo y sólidos inertes que no permiten su recuperación. Las cenizas y la lluvia ácida queman en primera instancia la vegetación y cultivos existentes, inutilizando el suelo por un tiempo. Posteriormente, el suelo enriquece sus nutrientes beneficiando a la agricultura, ya que la mezcla de ceniza volcánica con tierra aumenta la fertilidad para los cultivos y cosechas siguientes, favoreciendo así el crecimiento de las plantas y la cobertura vegetal.

[1] Las erupciones más temibles son las de los denominados “supervolcanes”, las cuales podrían destruir la mayor parte de la vida en la tierra. En la Región de Antofagasta se en cuenta el supervolcán La Pacana.

 

Compartir